• Lun. May 16th, 2022

La butaca

Tu blog del hogar

Las mejores opciones para nuevas construcciones

Mar 29, 2022
Las mejores opciones para nuevas construcciones

A los españoles les gusta invertir en vivienda. En nuestro país existe una arraigada tradición de adquirir un inmueble como método de ahorro seguro y ajeno a las fluctuaciones y vaivenes de otros mercados inversores. En nuestro país existen casi 26 millones de viviendas. Más concretamente, 25.882.055, según los datos del Instituto Nacional de Estadística cerrados en 2020, y la construcción se mantiene a buen ritmo: en 2021 se construyeron en España en torno a 100.000 nuevas viviendas, más del doble de las 40.000 unidades que se terminaron en 2016. Ese año marcó el mínimo, mientras que el máximo lo sigue marcando el año culmen de la burbuja inmobiliaria, cuando se visaron en España unas 650.000 viviendas nuevas.

Ahora nos encontramos en un ciclo de alza sostenida, sujeto no obstante a las incertidumbres generadas por un escenario de alta volatilidad de los precios de la energía, que está generando tensiones en el suministro de materiales. La previsión de los analistas es que cuando se conozcan las cifras definitivas, las viviendas visadas en 2021 rocen las 100.000 viviendas, lo que supondría unos datos muy similares a los de 2019 (106.266) y 2018 (100.733). Y los expertos vaticinaban que la demanda de viviendas seguiría al alza durante el próximo año, prolongándose la subida sostenida de precios que empezó en 2021, pero siempre en función del progreso de la pandemia y de la inflación.

La vivienda nueva se adquiere para destinarla a vivienda habitual, pero también como inversión. En este sentido, el Índice de Precios de la Vivienda (una referencia elaborada por el Banco de España, que muestra la variación de la tasa interanual de precios de vivienda nueva y de segunda mano) muestra que un crecimiento por encima del IPC en los últimos tres años, de hasta el 4,6 en vivienda nueva (primera transmisión) y el 3,6 en vivienda de segunda mano. Podemos decir, por tanto, que la construcción de nueva vivienda goza en España de buena salud.

La construcción de viviendas tiene además un peso fundamental en el Producto Interior Bruto de nuestro país. El peso de las actividades inmobiliarias en España se ha incrementado paulatinamente durante en los últimos 15 años, especialmente a partir del estallido de la crisis inmobiliaria que sufrimos entre 2008 y 2014. De esta forma, mientras que en 2005 representaba un 7,1% sobre el total del PIB, a partir de 2012 suponía ya más del 10%, llegando a su máximo en 2020, con 11,7%, según el portal Statista.

La importancia de equipar la casa

En la generación de ese valor entra la construcción en sí, pero también toda una cadena de suministros y equipamiento que va añadiendo valor a la vivienda hasta su configuración final. En este sentido, en España tenemos empresas capaces de reinventarse a la realidad del mercado inmobiliario manteniendo fidelidad a los valores de calidad, diseño, adaptabilidad y preocupación por las personas.

Un ejemplo es Plastimodul, que ofrece productos innovadores de máxima calidad, proporcionando soluciones dinámicas y operativas para los acabados de las viviendas. Desde los armarios a los fregaderos, pasando por el equipamiento interior, una casa no está completa hasta que se puede entrar a vivir, y ahí es donde la contribución de este tipo de empresas se convierte en imprescindible. Estos son algunos ejemplos:

  • Bisagras para muebles y cocina: esta empresa fabrica y distribuye bisagras de todo tipo, proporcionando una solución adaptada a cada tipo de mueble o de puerta. Los herrajes para muebles en Plastimodul.com están basados en diseños innovadores que ofrecen el mejor rendimiento para adaptarse a cada necesidad.
  • El interiorismo para armarios es otro de los elementos sin los cuales una vivienda no está terminada. En este tipo de empresas ofrecen soportes, colgadores, tubos ovalados, organizadores y hasta planchadores plegables, pantaloneros o corbateros. Todo lo necesario para equipar el armario hasta el último detalle.
  • Fregaderos: otro ejemplo de un elemento que añade valor a la vivienda como producto final. Los fregaderos de mayor calidad son de acero cromado y brillante, inoxidables y además están fabricados de manera que sean muy duraderos. Pueden ser redondos o cuadrados, y de uno o dos senos, pero el más utilizado es el que dispone de escurridor, y siempre encastrables.

Más allá de estos requisitos, puedes encontrar una amplia gama de diseños, modelos y acabados, adaptables al tamaño de cada cocina y las necesidades de sus usuarios, teniendo en cuenta que pasamos frente al fregadero el 70% del tiempo que estamos en la cocina.

  • Interiores y equipamiento: persianas, ventanas, puertas de aluminio, zócalos, contenedores de residuos… ¿Has pensado la cantidad de detalles absolutamente imprescindibles con los que debe estar equipada una casa antes de que alguien entre a vivir en ella? Empresas como esta proporcionan también estos elementos, incluyendo pequeños accesorios como colgadores para cocina, tapones, portaestantes o amortiguadores.

En definitiva, una casa no se termina con la obra, y empresas como esta son capaces de equipar la casa con todo lo necesario para satisfacer las necesidades de sus habitantes.